¡QUE SIGA LA FIESTA!

¡QUE SIGA LA FIESTA!
Hunde el cuchillo en el pecho desgarrando la carne. Y sigue. Continua deslizando el metal destrozando los tejidos. Y sigue. Decenas de poros borbotean con violencia. Y sigue. Órganos destrozados caen en un charco inmundo. Y sigue. Caminos de sangre coagulando recorren los músculos desembocando en los pies colgantes. Y sigue. La cabeza separada del cuerpo abierto en canal sonríe hasta que el hacha parte en dos su mueca de muerte. Se escucha a los niños reir y jugar. Es un día de fiesta. Divertido balón la vejiga del cerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario